Trump sí afectó al sector turístico, pero no al mexicano

No Comments

El mundo entero estaba a la expectativa de los resultados de las elecciones para presidente de Estados Unidos en aquella noche del 20 de noviembre del 2016. La incertidumbre se hacía sentir desde los diversos factores que componen el entramado social, político y económico de México, entre los más atentos al resultado electoral estaban los dueños, accionistas, inversionistas, analistas y actores de la industria sin chimeneas mexicana, la industria turística que gracias a la belleza natural de nuestro país y a dinero bien invertido en infraestructura y promoción logró colocarse en el top 10 de países receptores de turistas. Las horas pasaban en esa fatídica noche, los minutos y las cifras que mostraba el televisor parecían confirmar lo que muchos temían: la victoria de Trump.

A 4 meses de la elección, dos de la toma de posesión y decenas de artículos y expertos que trataban de predecir lo que podría venir en el futuro inmediato, hoy observamos que las tendencias de turismo mexicano si han cambiado, pero en el rubro de turistas mexicanos hacia (y no desde) Estados Unidos. El número de turistas mexicanos en tierras estadounidenses está decreciendo por dos motivos principales: un aumento en el precio del dólar que encarece los bienes y servicios necesarios para el turista y un sentimiento anti Trump que combinado con la remoción de visas para mexicanos en Canadá ha generado que los viajeros vean incluso más al norte para pasar ahí sus vacaciones. De hecho, la agencia de gubernamental de estadísticas de Canadá informó que en enero de 2017 llegaron más de 28 mil turistas mexicanos, un significativo aumento de 55.5% con respecto al mismo mes del 2016.

Más preocupante aún para el turismo del vecino del norte es que ésta parece ser una tendencia global. Datos del gobierno estadounidense sobre el último trimestre de 2016 indican una caída de 3.3% en riqueza generada por turismo. Además, según un estudio de la consultora Forward Keys las reservaciones de vuelos hacia E.E.U.U. cayeron un 6.5% después de la orden ejecutiva conocida como el Muslim Ban o el veto de viaje a distintos países de mayoría musulmana. Asimismo, proyecciones como la realizada por la consultora Tourism Economics muestran que, de seguir la tendencia actual, más de 6 millones de viajeros dejarán de ir a E.E.U.U. y se perderían más de 30 mil millones de dólares al año. El informe anual del Consejo Mundial del Viaje y el Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés) advirtió que los viajeros que se ven disuadidos de viajar a suelo estadounidense ahora buscarán destinos alternativos y entre los posibles beneficiarios de esta desviación se encuentran Canadá, el Caribe y, no podía faltar, México.

Mientras tanto en México, la temida incertidumbre sobre la reacción que tendrían los estadounidenses ante el triunfo del discurso anti mexicano de Trump no parece haber generado una variación importante en el ritmo y la cantidad de visitantes estadounidenses en nuestro país. Como efecto secundario a esta incertidumbre se implementaron diversos proyectos e inversiones desde el gobierno y entidades públicas como Sectur, Fonatur y el CPTM con el objetivo de diversificar el mercado de viajeros internacionales hacia México para depender en menor medida de Estados Unidos. Además, el turismo mexicano recibió un gran estímulo con la depreciación del peso al hacer económicamente más atractivos a los destinos mexicanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *